Aspiración-Everest, Parte 3

Return to the table of contents

Examen

“Mi Amado Señor Supremo, dime tan sólo una cosa para satisfacer mi curiosidad. Dices que no intentas examinarme, pero a veces tengo la impresión de que intentas hacerlo. ¿Es cierta esa sensación que tengo? ¿Intentas examinarme?”

“Hijo mío, para ser muy franco contigo, Yo no te examino. El examen no es una manera de enseñar a nadie. El examen sólo crea temor, un temor inadecuado en el estudiante, no importa lo brillante que éste sea. El estudiante teme que pueda suspender y sentirse avergonzado, y que entonces el mundo lo menosprecie.

“Lo que tú crees que es Mi examen, Yo lo llamo Mi juego de iluminación. No te examino para aprobarte o suspenderte. Simplemente quiero jugar contigo al juego de la iluminación para que no subestimes ni sobrestimes tu capacidad. Cuando subestimas tu capacidad, estás alimentando inconscientemente una falsa modestia, y cuando sobrestimas tu capacidad, estás haciendo amistad con una exorbitante ignorancia-frustración. Es igual de malo subestimar que sobrestimar la propia capacidad.

“En tu vida de aspiración y dedicación, cuando juegas al juego de la iluminación, has de sentir la necesidad de hacer salir tu llanto interno y también tu letargo de ignorancia. No sólo tienes que entregar la parte divina de tu existencia sino también la parte no divina.

“Así pues, lo que consideras Mi examen, no es un examen en el verdadero sentido del término. Es una ofrenda para tu auto-perfección. En tu estado de conciencia actual, tu mente ha acumulado hábilmente ignorancia y luz, falsedad y verdad, en tu conciencia física y en tu conciencia vital. Yo deseo que Me ofrezcas todo lo que tienes y todo lo que eres. Ha de ser una entrega integral de ti mismo lo que debes hacer. Mediante el proceso de la purificación y el auto-ofrecimiento de todo lo que tienes, obtendrás de Mí la iluminación. Lo que tienes para ofrecer es la belleza de tu corazón. Lo que ofreces es la belleza de tu propia existencia interna y externa. Tienes que ofrecerme tanto la belleza menor, a la cual llamas ignorancia, como la belleza superior, y Yo a cambio te ofreceré tu auto-iluminación.

“Este es el juego que hago contigo. Es nuestro juego de iluminación y nunca, nunca, nunca un examen –¡ni mucho menos! Es una iluminación conjunta.”

8:40
17 de julio, 1977
Jamaica High School Track
Jamaica, New York

Regalos

“Mi Amado Supremo, tengo algunos regalos para Ti. Mi primer regalo es mi llanto fervoroso. Mi segundo regalo es mi sonrisa fructífera. Mi tercer y especial regalo es mi corazón de unidad. Mi cuarto y super-especial regalo es mi llama de gratitud”.

“Hijo mío, soy todo gratitud hacia ti y también tengo para ti un regalo. Este es Mi regalo: te necesito infinitamente más de lo que nunca puedas imaginar. Contigo comencé el viaje de Mi Visión; contigo alcanzaré la Meta-Satisfacción de Mi Realidad”.

15:00
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

Quién es el ganador

¿Quién es el ganador? No aquel que gana, sino aquel que ha establecido su alegre unidad con el resultado, que es una experiencia bajo la forma de fracaso o de triunfo, un viaje hacia delante o un viaje hacia atrás.

¿Quién es el ganador? No aquel que gana la carrera, sino aquel que ama correr sin cesar y sin respiro con Dios, el Corredor Supremo.

¿Quién es el ganador? No aquel cuya gloria cantamos, sino aquel que encarna en abundancia la Luz de Compasión de Dios.

¿Quién es el ganador? No aquel que ha adquirido gran nombre y fama y acumulado gran fortuna, sino aquel que sólo necesita una cosa: la Satisfacción de Dios a la propia Manera de Dios.

15:05
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

Dos trenes

Dos trenes: el tren del deseo y el tren de la aspiración. El tren del deseo comienza en la estación del hambre-nadería y se detiene en la estación de la inanición-frustración. El tren de la aspiración comienza en la estación de la sed de espiritualidad y se detiene en la estación del banquete de iluminación.

Si eres un pasajero del tren del deseo, tal vez no sepas realmente lo que es bueno y lo que es malo para ti. Entrarás al tren del deseo sólo para sufrir. Si eres un pasajero del tren de la aspiración, no tienes que saber lo que es bueno y lo que es malo para ti, puesto que Dios mismo elige por ti. Así pues, una vez que has entrado en el tren de la aspiración, solamente prosperarás y prosperarás, tanto en el mundo interno como en el mundo externo. La prosperidad interna es el llanto sin aliento de tu corazón. La prosperidad externa es la sonrisa insomne de tu vida.

15:10
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

Quién está llamando

¿Quién está llamando? ¿Satán? No me molestes. Hoy tengo muchas cosas importantes que hacer.

¿Quién está llamando? ¿El hombre? Te ruego que vengas en otro momento. Desgraciadamente ahora estoy muy ocupado.

¿Quién está llamando? ¿Dios? ¿Por qué me avergüenzas Señor? ¿Necesitas Tú mi permiso para entrar en la habitación de mi corazón?”

“Hijo mío, quizá no estés totalmente preparado para recibirme. Tan sólo estoy llamando a tu puerta para informarte de que vendré otra vez a visitar tu habitación de gratitud, tu altar de entrega y tu auto-ofrecimiento de perfección. Hijo mío, tómate tu tiempo. No tengo prisa en absoluto. Pero sin duda alguna, vendré a hacerte Mi Visita plena de bendición”.

15:15
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

Disobedience and penalty

Disobedience and penalty: are they inseparable friends? Yes, they are. Our mother Eve disobeyed, and our father Adam disobeyed. They disobeyed once, only once, but they were forced to pay a severe penalty, and they did pay the penalty. Alas, what is worse, we who are their descendants are still paying the penalty, paying for their disobedience. Is it fair? Perhaps it is; perhaps it is not. In humanity's eye the penalty was, is and remains unbearable. In Divinity's Eye this penalty is more than negligible in comparison to the fathomless Love, Joy, Concern and Blessings that our parents, Eve and Adam, received from God before they descended, nay, before they helplessly and hopelessly fell from the Garden of Eden.

Our old family's old friend was sin; but at long last we have mustered courage, inner and outer, to have two new friends: a self-giving cry and a God-becoming smile.

15:20
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

El Secreto de Dios y el secreto del hombre

El Secreto de Dios es un Silencio sin principio. El secreto del hombre es un sonido sin fin.

El Secreto de Dios es dar lo que Él tiene: Compasión. El secreto del hombre es poseer de los demás lo que él no tiene: riqueza material, poder terrenal y otras cosas ordinarias.

El Secreto de Dios es crear y disfrutar divinamente una nueva Visión de Luz. El secreto del hombre es destruir todo lo que ve, destruir a todo el que conoce.

El Secreto de Dios es perdonar y olvidar constantemente. El secreto del hombre es nunca perdonar, nunca olvidar.

El Secreto de Dios es implorar con toda Su alma antes de sonreír satisfactoriamente. El secreto del hombre es llorar antes de morir y llorar mientras muere, por alcanzar el Cielo de Dios y ser recibido cariñosamente por Dios Mismo. Ante esto, Dios no sabe si sonreír o llorar. Por lo tanto, se ríe.

15:25
17 de julio, 1977
En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.

Algo falta

Algo falta. ¿Qué es? La gota de gratitud del hombre. Algo se encuentra. ¿Qué es? El altivo orgullo del hombre. ¿Quién lo necesita? ¡Nadie! No, ni siquiera la muerte que lo devora todo.

Algo falta. ¿Qué es? Las manos de servicio del hombre. Algo se encuentra. ¿Qué es? El sentimiento de indignidad del hombre. ¿Quién lo necesita? ¡Nadie! No, ni siquiera el peor tonto posible en la Tierra.

Algo falta. ¿Qué es? El árbol de responsabilidad del hombre. Algo se encuentra. ¿Qué es? El arreglo-satisfacción del hombre. ¿Quién lo necesita? ¡Nadie! No, ni siquiera el santo que es todo perdón. El santo esta deseando perdonar la ignorancia, pero jamás hará arreglo alguno con la ilusión-ignorancia.

21:10
17 de Julio, 1977
American University
Washington, D.C.

Off the path

You are off the path. What does it mean? Does it mean that from now on you will be helpless, hopeless and useless? No, far from it. From now on only one thing will happen and that is the fulfilment of your oneness with your vital and your vital life. Your vital has chalked out a path for you and you want to walk along that path. Previously, you were walking along the path of the soul. There the soul was your leader-friend. Now your vital will be your leader-friend.

When you walked on your soul's path, you made many promises to God, inner promises. These promises, from now on, you will be under no obligation to fulfil. God, too, made a solemn promise to you, and His promise that He would grant you conscious liberation from the meshes of ignorance, and absolute oneness with Him, is also withdrawn. You can say temporarily, you can say indefinitely; it depends on how long your friendship with your vital leader-friend lasts.

Now you have left the path of the soul and you have entered into the path of the vital. If you criticise the path of the soul, if you feel that there is nothing worthwhile to be found on the path of the soul, and that it was a terrible mistake on your part to enter into that path, then naturally you will stay indefinitely on the vital path.

Now you have decided that the path of the vital is the true path, the path where you will succeed, where you will meet with satisfaction. If this is what you feel, then not only are you mistaken, but the real in you, the soul in you, will not put up with such an absurd statement. Your soul will indefinitely withdraw. But if you feel that the path of the soul was hard, arduous and difficult for you, and if you have chosen this other path because it is a lesser path, an easier path, then your soul will forgive you and wait for you with absolute patience. The soul feels that your helplessness and hopelessness is not a thing to be encouraged or justified; far from it. But the compassion of the soul will rain on your weakness, and the soul will grant you another chance in two years or five years or ten years. But if you find fault with the soul's discrimination, if you criticise the soul's attempt to execute God's Will in and through you, then the soul will withdraw from you for quite a few years or for this entire incarnation. It may happen that this withdrawal may even last for quite a few incarnations — if you believe in reincarnation, of course.

When you go off the path, it is parting time between you and your soul. When you become one with your vital-friend, your soul will withdraw. When you leave the path, you are saying goodbye. You tell the soul, "Someday in the distant future our ways shall cross." The soul soulfully says, "I hope so."

6:45 a.m.
July 18, 1977
Jamaica High School Track
Jamaica, New York

Disobedience is the order of the day

Disobedience is the order of the day. No matter what I do, no matter how many times I write about disobedience, no matter how many times I speak about disobedience, it seems that disobedience from the disciples will never end. Even yesterday I spoke about disobedience, about what happened when Adam and Eve disobeyed God. Then later, when we were on the bus, I asked you people to sing. There was not even one enthusiastic singer. I blame the leader of your group one hundred per cent. If the leader does not have the necessary obedience and enthusiasm, then it is a really painful shock. I won't blame anybody else if you go to sleep or do not show interest. But from the leader if there is no enthusiastic movement or approach to the rest of the members, then I feel very sad. And from the members also there should have been two or three to come and inspire the leader to sing. Now, I am the supreme leader. When I say, "Do something," if the disciples don't agree, or go to sleep, then I will take care of them in my own way. But the leader that I appoint also has to be responsible.

On the one hand I am taking you people here, there, elsewhere. You don't get time to practise and I am sorry. But again, I feel that these things are absolutely necessary to spread my light. Yesterday quite a few people came to our concert. They were extremely receptive. In the bus you had plenty of time to practise, but whatever pleases you, you do. What pleases me, you had no time to do. For one hour or so you entered into the entertainment-world. That is what you did.

When I take your time away and you cannot practise, I compensate. But when I ask you to sing, at that time you are tired, unwilling, exhausted. You may think that this is nothing; Guru will not take it seriously. But I will take it seriously even if I ask you to budge an inch and do not give any rhyme or reason. If you do not do it, then it is recorded on the tablet of my heart. You don't think that I am asking you to do something important; I am not asking you to jump off the Empire State Building to show the world that you are obedient. To do something striking in order to show your obedience is easy. But real obedience has to take place at every moment, in every action. If I request that you move an inch, please feel that this request is of paramount importance. It is as if I have asked you for everything. The mind will say, "This is easier than the easiest. Therefore, if I don't do it, no harm." But if you do not do something extremely easy, will you do something very difficult?

From now on I want you people to take any request from me as a divine command. I have had enough sad experiences. Even when I ask you to do something in a light vein, you have to do it. From now on, no matter who the disciple is, if I make a mere request, do it. Otherwise, your disobedience in the inner world will be digging your own grave. From now on, please take my request as a divine command, coming consciously from the Absolute Supreme. Otherwise, I will be very sad and disturbed. For yesterday's disobedience I blame your leader one hundred per cent. I won't blame others, because the leader is my representative in a specific field. I don't know what I shall do with you people in the future if I see disobedience reigning supreme in your lives. So please, please, do not disobey me.

You do not know who I am. Unfortunately or fortunately, I know who I am. If I know who I am to you, to God, to the entire world, I have to behave to you in that way. If you are prepared to sing with me and dance with me, then when I say, "Sit down," you have to do it. This kind of obedience you need.

This applies to all of you. I show you tremendous love, affection, concern, everything. Even your stupid mind will sometimes believe it. The other day I gave a talk on how I will use my Justice-Height, and not my Compassion-Light. I ask you in this life to do or not to do only one or two things. When I ask you two, three, four times not to do something, afterwards I will become very strict. I will give you a last warning, and if you still disobey me, then I will ask you to leave the Centre. It is very, very painful for me to ask people who have been with us for many years to leave. But only for one reason do I ask people to leave the Centre, and that is disobedience. I will accept or tolerate almost anything that you do except disobedience, because disobedience is just like standing against me. There are two armies fighting. When you openly disobey me, you go to the enemy's side and fight against the Supreme, against the Supreme's Will.

Please, please, I beg of you, never disobey me, especially when it is a matter of your emotional life and vital life, which is your immediate destruction. If you disobey me in any aspect of life, at that time I forgive you, but when it is emotional life, I ask you not to do it, especially on the outer plane. On the inner plane you may say that you didn't get the message. But on the outer plane once I tell you, then you can't deny it later on.

So to all of you I am saying: please, please do not disobey me. If you disobey me, you are revolting against the Will of the Supreme in me. If you stay outside the Centre, you can enjoy yourself and do whatever you like. But when there is a rebellion inside our sweet little family, I will not be able to put up with it. I have asked two disciples to leave the Centre. My heart breaks, but I abide by the Will of the Supreme. I have no other means to deal with those people. Tomorrow may be your turn if you disobey me. I have to be very strict with you people on the basis of my own oneness with the Supreme. Then there is no father, no mother, no brother, no sister, no son. If I ask you to do something and you don't do it, then the same kind of fate will befall you tomorrow.

One aspect of mine is singing and dancing with you people. I am your constant friend, your eternal friend. Again, I may have to ask you to leave the Centre, to leave our sweet little family, so that you will not have any conflict between your spiritual life and your outer life. If I have given a warning to any of you here, please take it as the last warning. Then, if you go on disobeying, you know what will be your fate. So be careful, be careful, be careful. If you do the right thing, you are absolutely a jewel inside my gratitude-heart. But if you disobey me, your disobedience will take you people far, far, far away from me. Then you will be totally lost — totally! — and my presence will be sadly missing from your lives.

6:55 a.m.
July 18, 1977
Jamaica High School Track
Jamaica, New York

El semáforo en rojo

El semáforo en rojo me desalienta cuando tengo prisa. El mismo semáforo en rojo sosiega mi vida cuando no tengo prisa.

Quiero disfrutar del soplo de vida del tiempo. El semáforo en rojo me dice que la vida no siempre es un camino llano. Me advierte para mi propio bien. De ninguna manera quiere impedirme manifestar la velocidad salvadora de mi vida y la realidad salvadora de mi vida.

El semáforo en rojo es mi verdadero amigo encubierto. En el mundo espiritual la luz roja es mi conciencia. Mi conciencia nunca me impide hacer lo correcto: tan sólo quiere que no haga cosas no-divinas. Siempre está deseosa de alertarme contra las acciones erróneas e inspirarme para la acción correcta.

Cuando no obedezco al semáforo en rojo, entro en un peligro alarmante, en las fauces mismas de la muerte. Asimismo, cuando no escucho los suaves, dulces y sonrientes dictados de mi conciencia, tal vez me encuentre con una abrumadora catástrofe en mi vida de aspiración. Mi conciencia no me desalienta ni me impide hacer lo correcto, pero me pide que me mantenga cauto para que el tigre hambriento del mundo animal-humano no me destruya.

Debido a mi conciencia, soy un ser humano. Si me guío por los profundos dictados de mi conciencia, veré únicamente el rostro de la satisfacción en mi vida. Esta satisfacción es el comienzo mismo de mi floreciente convicción. Cuando estoy satisfecho, florezco adelante. Cuando florezco adelante, siento que no sólo soy un instrumento sino el instrumento de mi Amado Supremo.

¡Te amo y te adoro por siempre semáforo en rojo! Eres verdaderamente el salvador de mi vida externa. Oh conciencia mía, te amo y te adoro porque eres verdaderamente la salvadora de mi vida interna. Gracias a ti, no me siento a la mesa con la noche de la ignorancia; estoy conduciendo sin peligro hacia la Luz de la Eternidad, la Belleza de la Infinitud y el Amor de la Inmortalidad.

8:15
18 de julio, 1977
Jamaica High School Track
Jamaica, New York

Ayer fue el momento

Ayer fue para mí el momento de simpatizar con la humanidad que sufre. Hoy es para mí el momento de expresar mi genuino interés por la humanidad confusa. Mañana será para mí el momento de ofrecer mi amoroso servicio a la humanidad deseosa. Pero ahora, ahora es para mí el momento de expresar mi unidad de corazón con la humanidad hambrienta.

Simpatía, interés, servicio, unidad de corazón: estos son los auténticos miembros de mi familia más íntima, y quisiera compartir estos miembros de mi familia más íntima con el resto del mundo, con la creación de Dios, con Dios la creación.

12:30
18 de julio, 1977
Centro Sri Chinmoy
Jamaica, New York

Ser divinamente grande

Ser divinamente grande es servir. Ser supremamente bueno es amar. Ser eternamente perfecto es clamar internamente sin descanso. Estar satisfecho a la Manera propia de Dios es devenir, consciente y constantemente, en un corazón rebosante de gratitud.

Lo humano en mí desea la grandeza. Lo divino en mí anhela la bondad. El Dios aspirante y ascendente en mí añora la perfección. El Dios amante y manifestante en mí implora la satisfacción.

Deseo llegar a ser un amigo muy íntimo y vitalicio de la grandeza, la bondad, la perfección y la satisfacción, pues a través de ellas, mi Amado Supremo sonreirá Su Sonrisa eterna y bailará Su Danza inmortal en mí y para mí. Que nuestra amistad no sólo complazca a lo humano y a lo divino en nosotros, sino que también complazca y colme a nuestro Amado Supremo en lo profundo de nosotros.

12:35
18 de julio, 1977
Centro Sri Chinmoy
Jamaica, New York

Si quieres ser grande

Si quieres ser grande, mantente ocupado aprendiendo todo –todo en cada cosa y todo de cada cosa.

Si quieres ser bueno, mantente ocupado desaprendiendo las cosas que has aprendido en el mundo del deseo y mantente ocupado aprendiendo todo en el mundo de la aspiración.

Si quieres estar únicamente en el mundo de la realización y no en el mundo del deseo o en el mundo de la aspiración, entonces no tienes que aprender ni desaprender nada. Sólo tienes que convertirte en lo que quieres llegar a ser. ¿Cómo puedes llegar a ser lo que quieres? Únicamente cuando sientas que tú solo nunca puedes hacer de ti mismo lo que quieres llegar a ser. Ningún poder humano puede hacerlo. Solo por la Gracia que viene desde arriba puedes hacer lo que quieres hacer y llegar a ser lo que quieres ser.

¿Cómo consigues esa Gracia? Consigues esa Gracia cuando viertes en cada momento lágrimas amorosas de gratitud al Supremo por lo que ha hecho por ti con Su Bondad infinita, y también por lo que, con Su Bondad infinita, no ha hecho por ti. Dios te ha dado muchas cosas con Su Bondad infinita, de manera que lo divino en ti pueda ser feliz. Así mismo, hay muchas cosas que Él no te ha dado por tu propio bien. Por lo que te ha dado y por lo que no te ha dado, debes crear un sentimiento de continua gratitud. Dentro de esa gratitud, estás destinado a verle, sentirle y llegar a ser uno con Él en la Vida integral de Su Divinidad.

12:40
18 de julio, 1977
Centro Sri Chinmoy
Jamaica, New York

Estamos agradecidos a Dios

Estamos agradecidos a Dios, porque Él está con nosotros aquí y ahora. Estamos agradecidos a Dios, porque ha creado dentro de nosotros un hambre genuina por Él. Estamos agradecidos a Dios, porque nos ha dado un largo tren expreso de esperanza. Estamos agradecidos a Dios, porque nos ha dicho numerosas veces que mantendrá Su Promesa. ¿Cuál es Su Promesa? Su Promesa es que Él no quedará satisfecho a menos y hasta que cada una de Sus creaciones Le satisfaga a Su propia Manera.

¿Cómo podemos complacer a Dios a Su propia Manera? En primer lugar, ahora no somos conscientes del modo de operar de Dios. Quizá sentimos que algo podría complacer a Dios, pero ¿cómo saber si lo que sentimos es correcto? Hay un modo de saber si estamos complaciendo a Dios a Su propia Manera: tenemos que sumergirnos profundamente en nuestro interior y destruir o transformar nuestro mundo de pensamiento y sustituirlo por fuerza de voluntad, diamantina fuerza de voluntad. Esta fuerza de voluntad viene desde lo profundo de nuestra alma y no desde nuestra mente.

Estamos en la Tierra aquí y ahora, únicamente para complacer a Dios a Su propia Manera. Es sin duda una tarea difícil, pero sólo obtenemos alegría cuando superamos los obstáculos. Si no atravesamos ningún obstáculo en nuestra vida, no habrá entonces satisfacción duradera. Si no procuramos hacer todo lo posible para complacer a Dios aquí y ahora, entonces no tendremos satisfacción de ninguna clase.

La meta de hoy es tan sólo el comienzo del nuevo viaje de mañana. Los logros del alma y la meta del viaje son inseparables. Cuando lloramos con gratitud, es el alma lo que actúa en nosotros y a través de nosotros, en el esfuerzo por superar los obstáculos de su viaje de progreso hacia Dios-la-Satisfacción. Y cuando sonreímos con gratitud, es la meta del viaje quien se ha vuelto una con el punto de partida de nuestra aspiración y con el horizonte siempre trascendente de nuestra aspiración.

12:45
18 de julio, 1977
Centro Sri Chinmoy
Jamaica, New York

Tres cosas inmortales

En el mundo humano hay tres cosas que siempre perduran. Estas son: el temor, la ansiedad y una mente dudosa y recelosa. Estas tres limitaciones humanas deben ser trascendidas tarde o temprano, si el aspirante quiere entrar en el mundo divino.

En el mundo divino hay tres cosas que indudablemente perdurarán siempre. Estas son: la fe, la valentía y el amor. Si un aspirante tiene estas tres cosas, no necesita nada más.

El temor, la ansiedad y la duda: estas cosas son inmortales de un modo negativo, destructivo, mientras que la fe, la valentía y el amor representan o encarnan la inmortalidad de un modo positivo. Un día lo humano en nosotros se trascenderá a sí mismo y aceptará lo divino en nosotros con toda su fe, valentía y amor.

19:00
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

Nuestro Amado Supremo está preparado

Nuestro Amado Supremo está siempre preparado para guiarnos, pero somos nosotros quienes tenemos que cultivar el deseo de seguirle.

Nuestro Amado Supremo está siempre deseoso, mas que deseoso, de hacernos sentir que nos ama constantemente, pero somos nosotros quienes tenemos que cultivar el deseo de creer en Él.

Nuestro Amado Supremo siempre está preparado para ayudarnos a luchar contra la noche de ignorancia, pero somos nosotros quienes tenemos que sentir la verdadera necesidad de vivir en la luz de sabiduría y no en la noche de ignorancia. Sólo si queremos de verdad la luz de sabiduría, aceptaremos Su Servicio.

Nuestro Amado Supremo está siempre preparado y más que deseoso para clamar por que alcancemos la Cumbre-Realidad más elevada pero, a cambio, espera tan sólo una pequeña sonrisa fervorosa de nuestra parte. Si no Le ofrecemos una pequeña sonrisa fervorosa, Él no podrá crear un envase de receptividad en nosotros. Si no tenemos un receptáculo en nuestro interior, entonces, cuando Él implora por nosotros, no podremos verle implorar o sentir Su Llanto. Nuestro envase de receptividad permitirá que Su Llanto haga eco y resuene en las estancias más profundas de nuestros corazones.

Esto es lo que nuestro Amado Supremo anhela de nosotros para poder implorar y clamar, desde Sus propias Alturas siempre trascendentes, sólo por nuestra salvación, liberación, realización y perfección –por nosotros, sólo por nosotros.

19:05
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

El mendigo de compasión y el héroe de justicia

La Compasión de Dios me dice que yo no puedo hacer nada sin Él. La Justicia de Dios me dice que Él me ha dado la capacidad necesaria para convertirme en lo que sincera y fervorosamente quiero llegar a ser. La Justicia de Dios no solo me dará lo que divinamente quiero tener, sino también la capacidad para llegar a ser tan perfecto como Dios Mismo.

El héroe en nosotros clama por la Justicia de Dios. El mendigo en nosotros clama por la Compasión de Dios. El héroe en nosotros sabe perfectamente bien que, si Dios ejerce Su Justicia, pronto podrá correr más rápido que lo más veloz y llegar a ser más sabio que el más sabio. Dios verterá abundantemente sobre él Su más excelente Altura de Cuidado y Deleite de Amor. Pero si no somos héroes, Dios está vertiendo constantemente Su Compasión sobre nosotros, a fin de hacernos grandes, buenos y divinos.

El mendigo en nosotros es también la holgazanería en persona. Mendiga, pero sólo por un rato; luego abandona por completo. No tiene la suficiente determinación para mendigar constantemente. El mendigo en nosotros quiere la Compasión de Dios sin condiciones. Dios puede dar Su Atención y Su Amor incondicionales al mendigo en nosotros, pero hay muchas posibilidades de que, una vez que lo hayamos conseguido, no lo apreciemos, porque nos fue dado sin condición alguna. Cuando Dios hace algo incondicionalmente y el hombre no hace nada para merecerlo, el hombre no lo valora. Por consiguiente, Dios siempre espera que hagamos algo –que lo intentemos, que imploremos– para que así valoremos Sus regalos. Dios puede darnos cualquier cosa que queramos, cualquier cosa que necesitemos, pero nosotros mismos no estaremos satisfechos, no estaremos complacidos, a menos que hayamos aportado nuestro grano de arena al Plan Cósmico de Dios.

Dios anhela fervientemente que algún día el mendigo en nosotros deje de mendigar y comience a elegir como un héroe divino, un héroe supremo que sabe lo que quiere y que, para conseguirlo, ofrece su cuerpo, vital, mente, corazón y alma como ardiente sacrificio. No debemos continuar siendo siempre como mendigos. Es nuestro deber ineludible el de llegar a ser héroes divinos y vivir la vida del supremo heroísmo. ¿Cuál es el supremo heroísmo? El supremo heroísmo es entregarnos sin cesar y sin condiciones, de manera que Dios pueda colmarse en y a través de nosotros a Su propia Manera. Cuando Él se colma a Su propia Manera, significa que está liberando, colmando e inmortalizando a Su dilatada y extensa Realidad Cósmica.

19:10
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

Vivir en el mundo del deseo

Vivir en el mundo del deseo es vivir de puntillas. ¿Cuánto tiempo puede uno vivir de puntillas allí donde la ansiedad, la envidia, la preocupación, la tensión, el miedo y la duda reinan supremas? En el mundo del deseo, el veneno del individuo y el veneno del mundo se exterminan el uno al otro en secreto supremo. El mundo es exterminado por el veneno del individuo y el mundo extermina al individuo con su veneno. Este veneno nace de la envidia, la duda y el recelo.

Vivir de puntillas es olvidar la propia Fuente, que es también la Fuente de la Luz y el Deleite. Vivir de puntillas es hacer amistad consciente con el mundo negativo y destructivo, con el mundo de la tentación, donde la preocupación, la ansiedad, el temor y la duda se desenfrenan.

El único modo de dejar de vivir de puntillas es sentir que uno es la creación de Dios. La creación nunca puede ser desatendida por el Creador. Ni siquiera nosotros, como seres humanos ordinarios, destruimos una pequeña pintura que hemos creado. Así pues ¿cómo puede Dios el Creador, cuya creación no es sino una proyección de Su propia Existencia-Realidad, destruir el mundo? Cada individuo debe sentir que fue la necesidad del Supremo crearle, es la necesidad del Supremo mantenerle, y es la necesidad del Supremo colmarle de una manera divina.

En lugar de vivir de puntillas, puedes vivir en el corazón mismo del Orgullo divino del Señor, siempre que sientas que es tu propio deber, tu único deber, el dejar aparte tu necesidad personal y volverte uno con la Necesidad divina de tu Amado Supremo. Tu propia necesidad está ceñida al deseo y cuando es satisfecha, la destrucción amenaza de forma inminente dentro de ella. Por eso, si quieres encontrar tu verdadera satisfacción, encuéntrala en el lugar adecuado: dentro de la Cumbre de Compasión de Dios. Ese es el único lugar para descubrir tu derecho de satisfacción.

Estás siguiendo el sendero de la espiritualidad. Tu corazón es todo aspiración. En la vida de aspiración te preparas para una vida de entrega completa. No sólo entregarás tu vida de aspiración y tu vida de dedicación, sino también tu vida de deseo, tu vida de ignorancia, con la misma alegría, con el mismo amor, con la misma confianza, con la misma convicción. Sólo así no tendrás la necesidad de ocultarte de Dios o tratar de ocultar de Él tus pensamientos. Tú y tu existencia integral deben residir siempre en el Supremo. Esta es la única manera de que llegues a ser totalmente perfecto e inseparablemente uno con la Luz de Visión de la Eternidad y con el Deleite de Manifestación de la Infinitud.

19:15
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

I was a student of prayer

I was a student of prayer, but I can't say that I enjoyed my studies. When I was a student of prayer, anxiety and worry killed me. At times even fear and doubt killed me.

Then I became a student of meditation. When I was a student of meditation, at times I had confidence in my meditation, and at times I totally lacked confidence. Therefore, I did not succeed in a striking manner. Because meditation is all peace-expansion, light-expansion, love-expansion and oneness-expansion, I could have progressed fast, very fast. But I did not.

When I became a student of self-giving, I discovered immediately that my self-giving was growing into something infinitely more than I had ever dreamed of, something that I never would have had the capacity to acquire. What was it? A fruitful life of God-becoming vision-light and God-manifesting manifestation-delight.

I want to remain only a student of self-giving. The other two I do not want, I do not need separately. I do not need them as a separate existence in my self-giving. My self-giving includes meditation, prayer, everything. Therefore, what I need always is a self-giving cry and a self-giving smile.

19:20
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

Quería decirle a Dios

Quería decirle a Dios que Le amo sinceramente. Lo tenía en la punta de la lengua. Pero, ¡vaya!, vino Satán. En cuanto vi a Satán, me olvidé por completo de decirle a Dios lo que me proponía decirle.

Quería decirle a Dios que Le necesito constantemente. Lo tenía en la punta de la lengua. ¡Lástima!, ¡lástima!, en ese mismo momento llegó Satán y destruyó mi inspiración. La presencia misma de Satán hundió toda mi alegría y me olvidé por completo de decirle a Dios lo que me proponía decirle.

Quería decirle a Dios que me convertiré incondicionalmente en Su instrumento más devoto. Mi discurso estaba totalmente planeado. Lo tenía en la punta de la lengua. ¡Lástima!, vino Satán con un injustificado ceño de desaprobación. Su enojo se llevó toda mi inspiración, toda mi alegría. De pronto, me sentí desgraciado, y disfruté hasta tal punto mi desgracia, que me olvidé por completo de decirle a mi Amado Supremo lo que me proponía decirle.

Quería decirle a mi amiga la ignorancia que ya no hablaría más con ella. Lo tenía todo planeado. Lo tenía en la punta de la lengua. ¡Ah!, ¿quién vino a fortalecer mi promesa? Mi Amado Supremo.

Quería decirle a la ignorancia que a partir ahora mi camino es el de la luz, que mi meta ahora es el deleite y que debo abandonar definitivamente la ignorancia. Lo tenía en la punta de la lengua. ¡Ah!, ¿quién vino a fortalecer mi promesa? Mi eternamente viejo, perpetuamente viejo y, al mismo tiempo, asombrosamente siempre nuevo amigo, mi Amado Supremo.

19:25
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

Sólo vivía dos veces

Sólo vivía dos veces: una en el reino de los animales estranguladores y devoradores y otra en el reino de los seres humanos dudosos y recelosos.

Ahora estoy viviendo sólo dos veces: una en el mundo de la vacilación y otra en el mundo de la inconsciencia.

Voy a estar viviendo sólo dos veces: una en la sonrisa de mi corazón de gratitud y otra en el corazón de la Luz de Satisfacción de Dios.

Para crecer y experimentar más y más, para madurar espiritualmente, viviré sólo dos veces: una dentro de la planta de aspiración y otra dentro del árbol de realización y el fruto de realización.

De ahora en adelante me esmeraré por vivir en mi mundo de aspiración. Allí veré que mi Amado Señor está implorando y ascendiendo para poner al descubierto un nuevo mundo de luz, un nuevo mundo de promesa.

19:30
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

Hoy cantaré

Hoy cantaré. Cantaré la canción de la Belleza de Dios en mi mundo interno. Cantaré la canción del Deber de Dios en mi mundo externo.

Hoy cantaré, pero no la canción que conocí muy bien, la canción de la frustración, sino una canción nueva, la canción de la iluminación.

Hoy cantaré únicamente acerca de la divinidad despertadora y manifestadora de mi Amado Supremo; nunca, nunca cantaré la canción del engrandecimiento de mí mismo.

Hoy cantaré la canción de la perfección en la vida finita aspirante.

Hoy cantaré la canción del Supremo, mi Piloto Supremo, dentro del llanto de lo finito.

Hoy cantaré, porque sólo así puedo acelerar el viaje de mi vida y hacer venir mi meta, lenta, firme e infaliblemente, más cerca de mi existencia-realidad.

Hoy cantaré la canción que acabo de aprender de mi Amado Supremo, que es la canción del auto-ofrecimiento continuo.

19:35
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

El propósito de la vida

El propósito de la vida animal es la búsqueda de la individualidad y la separatividad. El propósito de la vida humana es la búsqueda de la unidad en lugar del sentido de separatividad. El propósito de la vida divina es la búsqueda de la perfección, la perfección en el mundo interno, la perfección en el mundo externo, la perfección en toda la creación de Dios. El propósito de la Vida del Supremo es la búsqueda de la satisfacción, la satisfacción que nutre a la realidad-cuerpo de Su creación y a la realidad-alma de Su Visión siempre trascendente.

La vida animal es siempre dañina. La vida humana es siempre dudosa. La vida divina es siempre fervorosa. La Vida del Supremo es siempre fructífera.

La vida animal me dice que peleando conseguiré todo. La vida humana me dice que siendo listo lo puedo conseguir todo. La vida divina me dice que dándolo todo, llegaré a ser todo lo que quiero ser y, aún más, complaceré a Dios a Su propia Manera. La Vida del Supremo me dice que sembrando la unidad, no sólo llegaré a ser todo sino que también podré ofrecer ese regalo todo-favorecedor, como un don, a la humanidad aspirante.

19:40
18 de julio, 1977
En tránsito al Centro Sri Chinmoy en Connecticut

What more can I give you?

"My Lord Supreme, what more can I give You? I have given You my desire-day. I have given You my frustration-night. My Lord Supreme, what more can I give You? I have given You my anxiety-chain. I have given You my insecurity-train. What more can I give You, my Lord Supreme?

"My Lord Supreme, I have given You what I have learned from my earthbound mind. I have given You what I have done, together with my hungry and aggressive vital. My Lord Supreme, what more can I give You? I have given You my hope-sky. I have given You my promise-sun. My Lord Supreme, what more can I give You, what more?"

"My child, I do not deny that you have given Me all these things that you have mentioned. But you have not given Me the thing that I need constantly from you so that I can be totally pleased and fulfilled, and that thing is your soul's satisfaction-breath. This is the only thing that I need from you. The rest of the things that you have given Me have brought Me joy, and I will do the needful with them. I shall transform them and make them into divine instruments of Mine. But the thing that I need constantly from you, the thing that I need most, you have not given Me so far. Therefore, I am reminding you to give Me your heart's oneness-cry, your soul's satisfaction-breath."

"O my sweet Father, O my dear Friend, O my only Boatman who is carrying me along Eternity's river towards Infinity's shore! They say that I am old, for I am over forty. They say that I am cold, that I have become a finished product, that I have long ago lost my childlike life, my nature's cry and smile. Is it all true?"

"No, no. no, My child. This is far, far from the truth. You are not old; you are bold. You are not cold; you are warm. You are not old, for in you and through you I have created a new world of self-revelation and self-manifestation to see and enjoy Me in the divine, Supreme way. This way is through art. You are not old. After you crossed the barrier of forty I made you a divinely, supremely chosen instrument of Mine and entered into you to reveal and manifest Myself in the world of painting and the world of music. Two giant worlds I have created in and through you for My own Satisfaction.

"You are not cold, you are warm. Because of your warmth, because of your oneness-warmth, humanity's ascending cry and divinity's descending smile have accepted you as My instrument, My most pleasing and fulfilling instrument.

"No matter how old you are according to the earthly calendar, you are not old; you can never be old, and all those who have become inseparably one with you also can never be old. Your oneness-friends, like you, will never be old in My Vision-Light, for you are all in My Golden Boat. My own Aspiration-Cry in and through you all is being manifested at My own choice Hour. My Aspiration-Cry is glowing and growing and offering haven to countless seekers of Truth and lovers of Light and Delight.

"You are not old, and all those over forty who are with you, in you and for you are like your four-year-old children, for they have the same warmth, the same eagerness to be in My Boat. Their eagerness and warmth they have offered to Me to be in My Boat. Therefore, they can never, never be old. They have given Me a free access to dream in and through them, and I am dreaming in and through them. When I dream in and through anybody, that person can never be old, for My Dream is manifesting as an illumining, fulfilling reality that is eternally new, eternally illumining, eternally fulfilling.

"A life of dream, divine dream, is always a life of blossoming, becoming and transcending. All of you in the Golden Boat who are over forty, I am dreaming in and through you. Each one has a special dream. This Dream of Mine in each seeker-lover is My Life-Breath of new creation, new perfection, new satisfaction."

8:00 p.m.
July 18, 1977
Sri Chinmoy Centre
Norwalk, Connecticut