Conciencia, devoción, alma plena y ausencia de ego

Conciencia, devoción, plenitud de alma y ausencia de ego son mis amigas eternas. La conciencia ha transformado mi vida animal en vida humana. La devoción ha transformado mi vida humana en vida divina. El alma plena ha prolongado mi vida divina. La ausencia de ego ha inmortalizado mi vida divina.

La conciencia ha descubierto todos los mundos superiores. La devoción ha descubierto todos los mundos interiores. El alma plena ha descubierto la Vida universal de Dios. La ausencia de ego ha descubierto la Vida trascendental de Dios.

La conciencia tiene una conexión especial con Dios el Creador. La conciencia ha complacido de un modo especial a Dios el Creador. La devoción tiene una conexión especial con Dios el Salvador. La devoción ha complacido de un modo especial a Dios el Salvador. El alma plena tiene una conexión especial con Dios el Libertador. El alma plena ha complacido de un modo especial a Dios el Libertador. La ausencia de ego tiene una conexión especial con Dios el Cantor Supremo, Dios el Danzador Supremo y Dios el Amante Supremo. La ausencia de ego ha complacido de un modo especial a Dios el Cantor Supremo, Dios el Danzador Supremo y Dios el Amante Supremo.

En el plano físico, mi amiga conciencia me ha hecho sagaz, mi amiga devoción me ha hecho brillante, mi amiga alma plena me ha hecho puro, mi amiga ausencia de ego me ha hecho seguro. Mi amiga conciencia se pone a la puerta de mi corazón e impide que la ignorancia entre en la habitación de mi corazón. Mi amiga devoción me dice que reconozca y agradezca siempre al Piloto Supremo en mí lo que ha hecho incondicionalmente por mí. Mi amiga alma plena me ayuda a identificarme con Dios el Creador, Dios la creación, Dios el Uno y Dios el múltiple, para disfrutar la suprema unidad con el Amado Supremo. Mi amiga ausencia de ego me ayuda siempre a ser parte integral de Dios la creación, y un instrumento entregado de Dios el Creador. Mi amiga ausencia de ego me dice, que la persona no realizada e incompleta de hoy, va a ser sin duda la persona realizada y completa de mañana.

La escalera del conocimiento tiene cuatro peldaños únicos: conciencia, devoción, alma plena y ausencia de ego. La escalera del conocimiento, que une el llanto de la Tierra y la Sonrisa del Cielo, es para el buscador que hay en mí. Cuando asciendo al primer peldaño, el peldaño de la conciencia, mi vieja amiga la ignorancia me observa y se queda pasmada, totalmente pasmada de que yo haya subido al peldaño de la conciencia. Finalmente, desaparece totalmente frustrada y fracasada. Cuando subo al segundo peldaño de la escalera del conocimiento, el peldaño de la devoción, el sueño de ignorancia que una vez torturó mi ser y mi existencia misma, clama por ser transformado. Me suplica que lo transforme en una realidad de sabiduría. Cuando subo al peldaño del alma plena, el mundo de la frustración, de las preocupaciones, de las ansiedades y del fracaso total, se pone ante mí para su mejora, su progreso y su cambio radical. Por último, cuando subo al peldaño de la ausencia de ego, me vuelvo inseparablemente uno con lo que el mundo tiene y con lo que el mundo no tiene. Lo que el mundo tiene es un llanto interno; lo que el mundo no tiene es la sonrisa plena de alma de las Alturas siempre trascendentes.

Sólo existe un mundo externo y este mundo externo es el mundo de mi preparación, que está basada en mi propia conciencia, devoción, alma plena y ausencia de ego.

12:50
15 de julio, 1977
Dag Hammarskjold Auditorium
United Nations New York, New York