2.

¡Sí, puedo!
¡¡Ciertamente puedo!
!
Puedo asir firmemente
los Pies de Compasión
de mi Amado Señor Supremo.