3.

Conocí a Dios en el Cielo.

Dios me conoce en la tierra.


Yo Le conocí allí
porque Le vi repetidamente.

Él me conoce aquí,
porque me da constantemente.