39.

Mi Señor, estoy cantando.

“Bien, eso es lo que Me complace.


Mi Señor, estoy bailando.

“Maravilloso, eso Me encanta.


Mi Señor, estoy sufriendo.

“No, hijo mío, no estás sufriendo.

Eso no es cierto.

Lo que estás pasando
es una serie de experiencias.

Es más, intenta comprender
que soy Yo quien está pasando
todas esas experiencias
en ti y a través de ti.