64.

Mi Señor,
¿cómo es que Tú haces siempre lo correcto
y yo cometo siempre errores?


“Mi dulce niño,
cometes siempre errores
porque no tienes fe en ti mismo,
mientras que Yo tengo plena fe
en Mí mismo.