65.

Mi Señor, dime por favor
de una vez por todas quién soy yo.


“Hijo mío, eres Mi eterno compañero
y co-creador.


¿Soy un creador?

¿Qué he creado yo, mi Señor?


“Hijo mío, has creado la necesidad constante,
dentro y fuera de ti.


Ahora, mi Señor,
¿qué has creado Tú?


“He creado la Divinidad que colma
y la Realidad colmada.