73.

Mi Señor,
¿hay alguna cosa más dulce
que el perdón?


“Si, Mi niño,
la gratitud es mucho más dulce
que el perdón.


Mi Señor,
¿hay alguna cosa más colmadora
que el sentimiento de unicidad?


“Si, Mi niño,
cuando sientes
que tú eres el Amante Eterno
y Yo tu Eterno Amado,
y cuando sientes
que Yo soy el Amante Eterno
y tú Mi Eterno Amado,
el sentimiento de unicidad
es supremamente trascendido
e inmortalmente colmado.