Quién está llamando

¿Quién está llamando? ¿Satán? No me molestes. Hoy tengo muchas cosas importantes que hacer.

¿Quién está llamando? ¿El hombre? Te ruego que vengas en otro momento. Desgraciadamente ahora estoy muy ocupado.

¿Quién está llamando? ¿Dios? ¿Por qué me avergüenzas Señor? ¿Necesitas Tú mi permiso para entrar en la habitación de mi corazón?”

“Hijo mío, quizá no estés totalmente preparado para recibirme. Tan sólo estoy llamando a tu puerta para informarte de que vendré otra vez a visitar tu habitación de gratitud, tu altar de entrega y tu auto-ofrecimiento de perfección. Hijo mío, tómate tu tiempo. No tengo prisa en absoluto. Pero sin duda alguna, vendré a hacerte Mi Visita plena de bendición”.

15:15 17 de julio, 1977 En tránsito de Jamaica, New York a Washington, D.C.